Sombras

martes, marzo 19, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Maratón, carrera en X años de 1950 en C.R.A.



MARATON, CARRERA EN X AÑOS DE 1950

Primero de todo pedir perdón por si alguien se reconoce y se desconoce en su estado actual y verse en el trance de una salida de juventud maratoniana, solamente es anecdótico, ni siquiera se si es una salida de carrera en fiestas, es pura imaginación que me transmite la foto, algunos de los que están en la foto, aun nos seguimos viéndonos en nuestros comentarios de bar, todos hemos cumplido ya los ochenta y pico, los que hemos llegado, eso sí, sin el mismo formato de pantalones arremangados en plan de correr, ahora más bien con una tercera pata donde uno pueda apoyar su salida maratoniana de cada día de nuestra salida del portal de casa hasta el encuentro de un tercer amigo con su tercera pata, esta siempre desnuda sólo con su hueso de palo, siempre da gusto ver a un amigo que perdura en todas las inclemencias de nuestro vivir del día a día y os puedo asegurar que no es fácil el poner valor a lo que uno le resta de su tiempo de vida depauperada, no con esto hay que perder el sentido del humor.

Vamos hablar de alegrías, yo no soy de Cervera, pero me corrí (en sentido figurado) muchas juergas en este pueblo llamado Cervera del Río Alhama, conocí a muchos jóvenes de mi edad, que, aun que, muchos ya no están en los recuerdos con lealtad de amistad por separación de distancias, no nos vem0s y, el dicho o canción dice: La distancia es el olvido.
Mira si son puros los recuerdos de aquellos tiempos, que una cerverana del principio de un pueblo del barrio de abajo, Barranco del Tollo vio mis intenciones casamenteras y más que ser visionaria vio en mi el futuro esposo y padre de nuestros hijos ¡que ojo la cavaora! Es más lista que el aire,  en mi interior nunca sabré si como esposo he valido y si he sido un buen padre, aunque uno crea que es fácil saberlo os puedo asegurar que no lo es tanto en tiempos de reflexión de tiempos pasados, el pensar mola y mola mucho, pero sí que se, que lo he intentado por lo menos.

La foto me ha llegado por cauces desconocidos ¿de donde? ni me preguntes ni se quien la hizo, pero me gusto, me recuerda Cervera de aquellos tiempos vividos por mí, anécdotas contadas por un cerverano nato, yo, no puedo contaros, sólo permanecí un año real en Cervera, hasta 2019 siempre han sido por temporadas eso sí, fructíferas y sobre todo dejaron huella en un ser que vino a Cervera del Río Alhama buscando aire puro para respirar. Lo encontró entre sus montes y en sus gentes.   

EL MOVIL, SERVICIO TELEFÓNICO Y SUS ETCÉTERAS

Como sabéis los que algunos me conocéis me habréis visto andando mucho con bicicleta, mejor que andar pedalear, me monto o me muevo en bici-con batería eléctrica, algunos me tildan de hacer trampa, a mis 87 años, le tienes que dar al pedal para que ande, más bien es una ayuda a los años cumplidos, una maravilla pasear en dicha locomoción, no os podéis imaginar lo que uno ve mientras le da a los pedales. Os cuento:
El otro día 19 de marzo del año del señor 2019 iba… y además San José día del padre con bicicleta en plan de paseo por el paseo Jaime I, de Salou, cuando de pronto divisé un señor de mediana edad hablando con un móvil en uno de los bancos pareados que están ubicados en el paseo, están por este orden banco papelera banco, estos están colocados a cada quince metros o más, en todo lo largo del paseo; dejo la parte técnica y voy a lo que voy: el hombre no sé si hablaba pero de momento vi que gesticulaba como la veleta de la Iglesia de San Gil en un día de aire tormentoso, no paraba, al acercarme más, vi que también hablaba gritando; al oír sus griteríos, la curiosidad me invadió de una fuerte satisfacción de saber más sobre de lo que iba todos estos griteríos de bancos de paseo mañaneros por Jaime I, el Conquistador de Mallorca, Valencia y algún que otro sitio más de su cercanías, según historia contada del historiador que la cuente.

El hombre seguía hablando y berreando y gesticulando; de golpe frene la bici y me bajé de la bicicleta y me senté en el banco de su izquierda, una vez aposentado, cogí uno de los trapos que llevo en la cesta de mi bici y me puse a limpiar las llantas de las ruedas para que los frenos sean más eficaces y para despistar un poco mis oídos escuchas: el teléfono estaba en manos libres se entendía todo desde el otro banco, a pesar de mi oído duro, el hombre, sus gritos iban dirigidos no a una persona humana, su queja-enfado era con el móvil de mil irregularidades con que se encuentra todos los días del año y lo curioso, si lo curioso del caso es que el móvil, no una grabación mecánica, su móvil, la máquina, personal pensante le contestaba como humano, también cabreado y con enfado, le estaba diciendo al señor: usted me está cansando de tantas habladurías sin fuste ni muste, me gasta los gigas al tum, tum, me enloqueceeeeeee, no siga por este camino porque lo voy a dejar tirado como a un perro callejero, sin escucha, ni manos libres; señor cabreado, la culpa no es mía, te voy hablar de  tu y de tus ofertas, tú me lo doras todo con cánticos de sirena homérica, sacaste un móvil en su día y sigues recreándote en inaugurar móviles cada dos por tres; para mí por aquel entonces móvil-teléfono nada más y me servía como tal, pero cada vez me lo complicas más, Mensajes, WhatsApp, Internet, Instagram, Facebool y sus Etcétras ahora, pronto para todos, sin dinero, servirá de pago de compras y cuentas, no te aguanto, me estas fastidiando visualizar el entorno, que aun siendo malo, es el real entorno, tu visión de la vida móvil, es engañosa desde que tengo tantas cosas en mi móvil, los mensajes son escritos, los whatsapp taquigrafiados, internet mal ilusionado, instagram mal soñado, facebook masturbado y los etcéteras inconprendidos… ¿donde he dejado mi vida? donde... no me fastidies más móvil, soy yo el que te dejo, no puedo másssss… se levanto con rabia y con una fuerza brutal  lo encastro en pedazos al fondo de la papelera de en medio de los dos bancos. … Cogí la bicicleta discretamente, le di contacto a la batería, le di  al pedal y palpe en el bolsillo de mi chaquetilla mochila y vi que tenía el móvil en su sitio, me salió una sonrisa diabólica pensando que mi móvil se comportaba con honorabilidad (El dicho de Bertolt Brecht, un día vendran por ti a mi no me valía) y me fui a concluir mi paseo matinal con mi bicicleta-eléctrica… Cada vez somos y estamos más majaretas, en el paseo comprobé que los que estaban sentados en bancos, todos le daban con sus pulgares al móvil con un afan increible. A veces pienso no será que al tener tantas posibilidades de saber no sabemos nada, dónde vamos con tanto móvil, tiempo, vida y sueño se nos acaba. Es un decir, yo quiero que me pongan mi móvil en mi ataúd sólo para haceros a todos tururuuuuuuuuut mientras me quemen, de amigo en espera de perdón.

SIBARITA

¡Amí n’ámas me gusta
Que dali gustu al cuerpo!

Si yo fuera bien rico,
Jacía n’ámas eso:
jechalmi güeñas siestas
embajo de los fresnos,
jartarmi de gazpachos
con güevos y poleos
cascalmi güenos fritis
con bolas y pimientos,
mercal un güen caballo,
tenel un jornalero
que to me lo jiciera
pa estalmi yo bien quieto,
andal bien jateao,
jechal cá instante medio,
fumal de nuevi perras
y andalmi de paseo
lo mesmo que los curas,
lo mesmo que los médicos…

Si yo fuera bien rico,
Jacía n’ámas eso´
¡que a mí n’ámas me gusta
que dali gustu al cuerpo!

               Poesía de: José María Gabriel y Galán

domingo, marzo 10, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Payaso torero


35X45
más o menos


Ceras colores

PAYASO TORERO

¡Pooobre payasooooo! De la ópera Pagliacci del compositor italiano Ruggero Leoncavallo, no es mi intención hablar de dicha ópera, tengo el oído muy duro, cuando la vi en mis años de juventud, me gusto, la temática tiene mucho que desear en nuestros tiempos de tantas injustificadas muertes de mujeres, él, el payaso, asesinó más bien la mato a su mujer por celos, eran y siguen otros tiempos pero parecidos. No sé si hemos ganado mucho. Ustedes mismos juzguen.

El payaso torero es lo que a mí me recuerda y en lo que voy a pretender dar una explicación; primero que todo decir: que solamente he visto una corrida de toros, digamos seria o formal en mi vida, fue una que toreaba Mario Cabré, incluso llevábamos un ramo de flores para honorificarlo en su toreo, la plaza hasta la bandera en Barcelona mi madre me parece que se puso peineta (chulona) para tal evento, yo era joven y seguía donde me llevaban, no me gustaron los toros ni el ambiente ni la muerte del toro, no por eso prohibiría los toros, allá cada cual, por si solos se están cayendo, la TV 2 cuando da una corrida, nunca enfoca las gradas, las plazas están medio vacías, no hay que prohibir que el pueblo y la cultura decidan.
Este payaso lo pinte pensando en el torero payaso de la plaza de toros Las Arenas de Barcelona, en los veranos por la noche de los sábados había Charlotadas así las llamaban y los payasos siempre eran hombres de una estatura pequeña vestidos de toreros que toreaban vaquillas, era todo un espectáculo ver con que soltura se movían, algunas veces vi el espectáculo de los pequeños toreros, supongo que en razón de ver estas Charlotadas, se me ocurriría este Torero Payaso. En mi reflexión de viejo no sé si estaba bien o mal este espectáculo, pero uno tiene que aprovechar de la vida lo que le da, para ganarse el sustento del día a día tan difícil para muchos.        


EN EL DIABEL, UN BAR DEL PUEBLO

Cuando vamos a pasar unos días o uno o más meses en Cervera, un lugar preferido es el bar actualmente llamado Diabel (nombre compuesto, me parece, de sus hijos) por cercanías a nuestra casa y amabilidad del Javi y camareras bien entendidas, no con esto quiero decir que los demás bares no me sean preferidos, es que la vida da lo que da de sí y uno no alcanza a más. En el bar acostumbra a ser un lugar de reunión de otros cumplidores de años, viejos, como yo, nos reunimos el día que se tercia que las articulaciones van un poco bien con el tiempo, (aquello que decimos los viejos va a cambiar el tiempo, me duele la rodilla) por la tarde y nos tomamos nuestro vino de Rioja sentados alrededor de la mesa de madera-plástico de cuatro patas de jugadores de guiñote, nosotros no jugamos, hablamos, cada uno con su cuento que contar que son muchos y el hablar puede durar rato, yo si tengo que decir la verdad, con mi poca voz creo que no me oye nadie, pero me contestan con una sonrisa o una mirada perdida, a mi me pasa lo mismo con todos los demás, entre la televisión y el murmullo del griterío de los clientes no me entero de la misa la mitad, pero hablamos y hablamos y nos vemos, muchas veces ni hablar nos hace falta con verse uno ya dice mucho, es como si pasáramos la fe de vida por el banco donde tenemos domiciliada la pensión; el verse sentado uno en el bar junto con tus amigos tomándonos un vino o un café y pensar que no estás atiborrándote de pastillas en una residencia, esto también vale, no tengo nada contra las residencias, algún día iré si llego y si mi razonamiento me deja y puedo contento lo aceptaré, repito. La vida da lo que da de sí y… nada más.

En estas charlas entre amigos uno me pregunto:
—Oye catalán eres separatista—
Lo entendí bien y no me importo contestarle; pues mira te contestare como si fuera de campo-hortelano sin serlo, soy como los pimientos, no del piquillo tan finos sino de los morrones mediterráneos entreverados, mi mujer dice que son buenos y sustanciosos para escalibar, no sé si es verdad, asados tienen mucha carne y me gustan no son tan delicatesen como los del piquillo pero dan más porte al plato y te llenan más.
Viejo de la mesa. No te entiendo con esto lo que me quieres decir—
Pues veras, los entreverados con el tiempo se vuelven rojos de color y a mí a base de oír tantas y malas chorradas de políticos manipuladores TVs partidistas del género que sean en contra de los catalanes se me ponen los “prebots” en catalán, los pimientos rojos y entonces ya no sé lo que soy pero intento conservar mi propia personalidad de catalán y riojano y además español con un respeto para cada cual en sus sentimientos. ¡Ojalá! todos los españoles pudiéramos sentir este respeto mutuo en cada manera de percibir los sentimientos patrios.

—Fíjate tu en los cerveranos, son riojanos y españoles o españoles riojanos, castellanos viejos o de Castilla la Vieja yo como estoy casada con una cerverana y llevo 63 años con ella, mas dos de relaciones, no pongo en duda mi condición la mezcla del cóctel  y me sabe a gloria vivir juntos y compartir días; si oteo y rebusco a nivel de pueblo cerverano, aun persiste los sentimientos el ser del barrio de abajo o del barrio de arriba, con dos parroquias, dos cementerios y dos ó tres barrios, ya me dirás a nivel de autonomías y además con idioma propio como se puede sentir uno. Yo como catalán con vivencias ofensivas de años sólo pediría un poco de comprensión de todos, no de los políticos, al pueblo en general con respeto a los sentimientos antepasados de cada uno. En mi vida de 87 años me he pasado pidiendo perdón, por hablar catalán infinidad de veces a personas que sin saberlo no era bilingües, una lengua El Catalán ancestral para mí y familia—.
—La riojana me esta gritando no te habrás tanto ni te compliques la vida en contar chorradas. A mí me gusta el chorreo de palabras y abrir el corazón a todos. Creo que es bueno para conservar la salud.



ESTA NOCHE LA LUNA…

No se el nombre del autor-a
Esta noche la luna golpeó inútilmente mi
ventana
no acepté ni siquiera su flequillo blanqueando
el sonido inaudible del violín de la noche...
La dourinha se debatia atrapada en lo oscuro.
Con los ojos cerrados adivinaba sombras:
riquezas sin cuidado
libros cerrados, cuadernos polvorientos
zapatillas varadas boca arriba
el sillón derrumbado bajo una ropa gris triste,
triste...
La carnosa se atería en el alfeizar.
Maullaban de profundis las sombras de mis
gatos
cuando la Pena oscura pidió sitio en mi cama
muy helada, muy negra, muy gemida, la 
Pena...

Le hice sitio, la arrebujé conmigo
y la abracé con fuerza como una vieja amiga
desolada...

Poesia; Begoña Eguiluz de Sasía




domingo, febrero 24, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Amores encontrados


35X45
más o menos



AMORES ENCONTRADOS

El amor ¡hay el amor! siempre busca, al final encuentra su corazoncito para acurrucarse y arrullarse en todos sus placeres terrenales corporales, que duran lo que duran entre corazones ilusionados, aunque, si uno sabe encontrar su punto G de ambos amores y comprensión, pueden ser duraderos años compartidos, incluso diría a unos finales de años que todos pensamos llegar a una senectud de tranquilidad compartida con recordatorios de felicidad.
El payaso del violín con su sinfonía de X pensada, le trasmite a su compañera payasa que la quiere y ella lo recibe con benevolencia en su interior, demostrándoselo con una simple inclinación de cabeza con un lazo y una camiseta con la inscripción, LOVE internacionalizado, comprensible incluso por analfabetos del idioma de William Shakespeare, por estar tan en boca, en tantas locas bocas universales, amor, que aun qué, sólo vemos todos los males en telediarios de desamores de famosillos por remuneraciones percibidas por contar sus amoríos y estar en las últimas noticias de corazón de bancarrota, noticias de mal augurio y de mala hostia; siempre he pensado que todos nosotros, los de a pie, aun seguimos creyendo en un amor verdadero, valorado por un pensar de razonamiento formado tradicionalmente; lo que no sé hasta cuando este pensar y este razonamiento será válido, todo se me escapa del clásico pensar, en espera…, va de pelos y, cada día hay más calvos… y calvas.

No sé si me queda o es el final de esta serie de Payasos, si encuentro por ahí en alguna carpeta alguno más ya lo colgaré en mi blog y algún comentario se me ocurrirá, bien o mal, lo importante es que se me venga en ganas alguna ocurrencia en estas edades avanzadas donde el liquido sinovial…, me parece que este líquido es de la rótula de mi rodilla, que se fundió en mi; el del cerebro es cefalorraquídeo, hace unas parecidas funciones que el sinovial, pero en la cabeza y medula que tanto necesitamos los españoles, incluyo los catalanes con sentido separatistas… pues… continúan siendo catalanes españoles, mal que pese algunos dirigentes políticos de “A relaxing cup of café con leche” que solamente se les ocurre un número de un atículo de la Constitución, el 155, que malossssssss sonnnnnnnnn!!!.  Es un decir, medio en broma y medio en serio.

EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Algunos que ya me conocéis sabéis que estoy jubilado de hace años; soy una rémora para el estado español existente, (25 años llevo jubilado) aun me sigue dándome y retribuyéndome cada mes mi pensión, que no falte, cosa que digo y comento como un acto de fe a los gobiernos de cada momento de su normal hacer, no de gracias, de lealtad al sistema, bueno, para el que ha tenido suerte de haber podido cotizar; siempre en contra de las entidades privadas de seguros para la vejez, máximo, si alguno hoy le queda algo de lo que gana para un seguro privado, que nunca es seguro si podrá cobrar en su vejez, todo depende de la bolsa y mercado bursátil… y ya se sabe, la bolsa unas veces sube y otras baja, para el jubilado incertidumbre la rentabilidad, aunque nos pueda parecer malo, siempre el ESTADO la mejor solución, por muchas críticas que nosotros le podamos hacer en momentos de eufórica de bar o por que no de “var” televisivo. A lo que voy. Mi crítica.
Como jubilado veo muchos programas TV desde mi sofá con el mando en la mano y el pulgar a punto de cambiar de canal si lo encuentro poco interesante, algunos de estos canales que mas me divierten, a mí, son los políticos, por su sarcasmo y el de animales por asimilación con ellos, si me dejan, los veo todos y uno de los preferentes es el del miércoles que muchas veces transmiten en  TV 24h en directo desde el Congreso de los Diputados; cuando los veo y la cámara enfoca a todos los señorías del anfiteatro sentados en sus escaños a cada uno de sus lados, izquierda moderada, grupo mixto, nacionalista y extremas derechas junto con  derechas moderadas, flipo ver lo bien que se lo pasan, muecas irónicas, gestos burlescos y aplausos frenéticos de todos los lados, eso sí, cada uno  con su “claca” partidista, que bien se lo pasan, que risas, comentarios jocosos, surrealistas y algunos, incluso de fiesta de barrio con banderas en toda su verborrea, se lo pasan bien, me falta una o dos cosas; se tendría que ver el vendedor de chuches con su bandeja colgada de su cuello paseándose por las grades con alguna cerveza incorporada, gritando fuerte hay… ¡Chuches, dulces, caramelos de menta el amor aumenta, cervezas frescas para toda clase de polític@s y paladares cambiantes! Y, a continuación  el pasodoble Paquito el Chocolatero y verlos a todos levantados dando el pasito “pa lante y pa tras” con movimiento de cintura cadera incorporada y a la o el presidenta batuta sicodélica extensible en mano reprimiendo a sus señorías y algún diputado si no da un buen paso; en un tiempo algún diputado era desnudista de portada de su partido, así lo vi, ahora me gustaría volverlo a ver con un estriptis integral en el estrado con barra fija incorporada, haciendo malabarismos con sus… sin sabores; es que no se de que tantos aplausos y risas por parte de unos y de otros de los congresistas, nosotros, tú y yo necesitamos conclusiones, no aplausos de auto complacencia por parte de nadie, ¡pagamos! Para risas ya me basto yo mismo y la verdad pronto ni ganas de reír ni de aplaudir me quedarán; las generaciones venideras se merece, también, un bien estar, que baila y dudosos por empleos que no llegan, seguramente con un buen pensar de mandatarios se podría obtener un buen hacer; por derecho propio nuestros hijos, nietos y bisnietos. Ellos también se merecen un bien estar en nuestra España plural.


 SOMOS

Somos lo que somos.
Somos muchos entre pocos.
Somos anónimos pensadores.

Somos soportadores de días
Somos de días mal diseñados
Somos de instituciones canaladas
Somos canaladas aborregadas.

Somos sin sentir en un mal vivir.
Somos el vivir en un mal compartir.
Somos cantautores encarcelados.
Somos encarcelados soñadores.

Somos lo que no podemos ser.
Somos momentos de poder soñar.
Somos políticos en nuestro pensar.
Somos de pena, de pena judicial.

                     Poema de Albert Gilabert 21-02-2019

miércoles, febrero 13, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA –¡Hola!


35X45
más o menos

Ceras colores

¡HOLA!

Que tal, amigos incondicionales, a los que molesto con mis pequeños comentarios como si fuera un operador de estos que te llaman a las 15 horas, no se de donde, en plena siesta dormida con somnífero relajante de TV incluida, sin emplear pastillas narcóticas farmacéuticas, con TV me basta para una siesta profunda; un momento único de la siesta de sofá, que tanto molestan y que uno no puede evitar contestar o dejar que suene el teléfono y cuando lo coges, ni siquiera te contestan, esto un día sí y otro también.

Lo que yo cuento por lo menos tienes la opción de no leerlo o esperar una hora oportuna, más relajada, en fin, con más humor de sonrisa fácil; hoy solo te digo ¡HOLA! Y continúo con mis comentarios, no como negocio de Bitcoin, esta moneda de Internet que no llego a comprender ni siquiera como un futuro inversor que dicen que puedes ganar muchos Bitcoin. Escribo, sólo por el mero hecho de pasar un rato con el programa Word de escritura del ordenador y darle a las teclas con el dedo índice por no verme capaz de emplear el sistema de mecanografía rápido y conciso, soy corto en movimientos, el dedo índice para escribir es más lento y torpe, yo diría, que para mi incluso más adecuado, me da un poco más tiempo de pensar lo que escribo; a mí me maravilla ver un@ joven escribir con el pulgar con el móvil, lo simple que lo hacen, yo cuando le doy con el dedo índice siempre me va aparar el dedo a la letra que no toca, esto ya pienso que es debido a los años cumplidos, a pesar de toda ¡HOLA! Gracias a esta tecnología el mundo se me acerca mucho más y, en mi caso el mundo real procuro cultivarlo lo mejor que puedo, no siempre con éxito deseado, intento junto con mis paseos y recadillos con mi bicicleta eléctrica que me de vida mientras dure, no sé cuánto tiempo podre seguir con mi bici, la verdad es que sólo montarme me transformo, algún que otro porrazo me doy soportándolo, no sé por cuanto tiempo, pero ya tengo preparada una bici estática en un pequeño rincón de mi casa para darme mis paseos catatónicos. No será igual, pero la adaptación vale puntos.

Payasa…HOLA!!! Ha pronunciado la payasa dirigiéndose a todos, a mí que me las den todas por detrás, uno se harta de tanta estupidez, pensando siempre que uno en si es el mayor estúpido, por ser de buena fe o un tonto perdido en todo lo que se dice o dicen los políticos en todas sus conclusiones, pongo un ejemplo, el mío, supongo que cada uno tiene el suyo. Hace 45 años llegue a instalarme en Salou, siendo toda mi familia empadronada en la Capital de la costa dorada, Salou; hay dos o tres pasos a nivel que en aquellos momentos se decía que los iban a quitar, por soterrar el tren o por desvío; hoy año 2019, el tren pasa por el mismo sitio con pasos de nivel de un promedio de espera de 8 a 10 minutos en un pueblo que en invierno somos unos 25.000 habitantes y en verano superamos los 200.000 mil, donde cada año se produce un accidente de muerte y continúan los políticos erre que erre que lo van a quitar, sin quitar, “Santa Teresa Vivo sin vivir en mi…”. Y aún me creo que lo van a quitar, lo que no se si lo veré. A estas alturas paso. Vale.



IZQUIERDAS Y DERECHAS

He empezado por las izquierdas por el mero hecho de la, y, izquierdas (y) derechas, derechas e izquierdas, sin ninguna mutación patriótica, sólo por sonarme musicalmente en mis dificultosos oídos, más harmoniosos, nada más.

Estamos en momentos catatónicos de años viejos de nuestra cultura, algunos, muchos, pretenden llevarnos a pasados descompuestos, es bueno, no lo sé, sólo sé que nadar contra corriente es muy difícil, soy nadador de río por haber crecido junto a un río de corrientes varias, es difícil dar brazadas contracorriente te lo digo por haberlo probado. En nuestra patria tanto derecha como izquierda por conseguir votos, se ponen un flotador de calabazas e intentan nadar corriente arriba, aun más difícil. Al final sólo consiguen quedarse o en el mismo sitio o retroceden brazadas por cansancio.

A mí personalmente cuando hablan de izquierdas y derechas, pienso y lo comparo con mi propia persona, nací con suerte incluso envuelto con la placenta, dicen en un tiempo de chamanes que esto era señal de suerte, ¿será verdad? todo lo tengo en su sitio, gracias al que sea; tengo un brazo derecho y uno izquierdo también tengo una pierna izquierda y otra derecha incluso los ojos y un corazón en el centro y también el control de reproducción, esto ya son palabras mayores, sin olvidarme de un cerebro en un extremo que vale su peso en oro, en todos nosotros. Gracias vida.

Mucho y ayuda a derechas e izquierdas a comportarse…, se entiende, de mi cuerpo; ¿por qué este razonamiento en compararlo con un sistema de mi cuerpo? gobernar políticamente se nos parece, pues, la izquierda y derechas se complementan es un estado normal, es un solo cuerpo, lo que pasa que tanto la derecha como la izquierda tienen extremidades, sus dedos y, estos tienen sus propios conductos nerviosos individuales y, cuenta en su quehacer del día a día; esto que cuento, que no se si tiene nada que ver con lo que cuento en política, es una verdad en mi cuerpo y en el tuyo. Cuando vienen los extremistas de un lado y de otro, —haberlos hay en todas partes, “en todas casas cuecen habas y en la mía a calderadas” — es cuando parte de tu cuerpo se enaltece y el extremo de tu cerebro que es parte del extremo de tu cuerpo, machacado de falsos comportamientos patriotismos, que no conducen a nada, se vuelve extremista por todos los lados y salen a expandirse en plazas públicas para demostrar que su fluido sanguíneo sigue latente de mucho más patriotismo que el mismo suyo. Uno, en lo poco, sólo pretende amar la vida aceptando su cuerpo un tiempo derechas y otro tiempo izquierdas...pero que funcionen. Los trapos cada uno que lave los suyos y si son de color, incluso con lejía. Para que destiñan de tantas aberraciones.

Y cuando el cuerpo se destornilla por mala combustión del sistema inmunitario, sólo nos queda el médico de cabecera, en que acierte; en política, que los jueces sean justos y también acierten. Así es mi comparación cuerpo-política.


VIVO SIN VIVIR EN MÍ

Vivo sin vivir en mí,
y de tal manera espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí;
cuando el corazón le di
puse en él este letrero:
que muero porque no muero.

Esta divina prisión
del amor con que yo vivo
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga.
Quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo, el vivir
me asegura mi esperanza.
Muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte,
vida, no me seas molesta;
mira que sólo te resta,
para ganarte, perderte.
Venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero,
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba
es la vida verdadera;
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva.
Muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios, que vive en mí,
si no es el perderte a ti
para mejor a Él gozarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues tanto a mi Amado quiero,
que muero porque no muero.


              Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada (Santa Teresa de Jesùs)

sábado, febrero 02, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA – SAXOFÓN SOPRANINO CURVO

35X45
más o menos


Ceras colores

SAXOFÓN SOPRANINO CURVO

Cuando voy al circo, ahora ya no voy, por razones de movilidad incompleta; pero recuerdo aquellas carpas de mis años de niño o más bien de juventud, también me viene en memoria el circo de calle, escalera con silla y en la cúspide la cabra equilibrista, acompañado de trompeta cochambrosa de mugre tocando un recital de pasodoble en labios sudafricanos de tanto soplar a su manera, mientras… seguían pequeñas compañías de circo que eran todo un acontecimiento en pueblos de pequeña ubicación de habitantes donde todos los niños soñábamos con ser unos trapecistas de altos vuelos o tan simple con llegar a ser un payaso músico de un pequeño escalafón, con saxofón de dimensiones pequeñas y, poder tocar el pasodoble llamado: En Er Mundo, un pasodoble que te mueve el esqueleto del cuerpo, no se seguro si este saxo del payaso se llama, sopranino en el argot musical, con notas de música de jazz de recónditos tugurios de películas americanas de años de la depresión y prohibición de bebidas con graduación alcohólica, que ni siquiera sabíamos nada de alcohol ni de depresión, que tiempos aquellos para nosotros, hoy en día cumplidos octo- casi noven-octogenario se me escapa todo de la memoria, pero fugaces sombras de mi niñez relampaguean entre mis cauces de rincones de mi escondido remanso del cerebro, de momento aun serpentean momentos lúcidos recordándome que vivo. ¿Me pregunto a mi mismo, es suerte recordar o, mejor no recordar? ahí esta el dilema. Es tanto lo que uno deja en el camino y el mío es de una parcela pequeña de recordar, no da para más. Igual tu parcela es mayor y tienes mucho que recordar y contar. Inténtalo, vale la pena contar.

Serie de pinturas a la cera uno más de los que pinte, en un momento de mi vida, que visto desde mis cumplidos años, ahora, en pasado, veo muchas más cosas que en tiempos de su presente pinte; cómo dice: Joan Manuel Serrat, no en sabíem mes…

LUNA LUNERA, CASCABELERA… 

Luna lunera, cascabelera/ ve y dile a mi amorcito por Dios que me quiera/… de esta manera rezaba la canción de mis tiempos de amores bailada con apretones amoroso sofocantes, apabullantes de calenturiento lunáticos, esto viene a cuento en mi pensar, por estos días llamada luna de sangre, (20 de Enero 2019) llamada a la luna del eclipse que tuvimos la suerte de ver en España, yo me desperté un poco más tarde de la hora anunciada, sólo vi el descenso del eclipse, bueno algo vi, el que no se conforma es porque no quiere, a pesar que protesto de muchas cosas, algunas me da miedo protestar por cobardía empática a políticos, sigo los pasos trazados de la vida, pero hay tantos trazos que muchas veces me pierdo. Bueno! dejemos los caminos para los andarines de santiaguenses, que son muchos y vamos al grano de la Luna.

La Luna, mi mujer, que no es lunática, pero que le encanta la Luna, algunas veces que en sus tiempos de reposo estirada en su hamaca, tanto en Cervera cómo en Salou, me cuenta que ella le sopla y le habla y le cuenta sus cosas a la cara de nuestra Luna.

—¿Y que le cuentas?

—Mis cosas, que tú no tienes derecho a saber... porque son mis cosas.

—Tienes toda la razón, soy un fisgón.

Pero contar cosas libera espacios en tu computadora de tu cerebelo y eso es bueno para dejar espacio para otras cosas que recibir, en fin, yo que la voz me falla y el hablar me cuesta, no le cuento nada, sólo la miro y la admiro sobre todo en luna llena, me encanta mirarla e imaginarme caras, valles, montes, profundidades desérticas que un día no lejano invadiremos los terrícolas con nuestra sabiduría, supina o inteligencia de altos vuelos, yo ya no lo sé, se me escapa tanta tecnología, aun estoy en fase lento REM.

Por lo que leo estos días, aparte de los americanos en su alunizaje en tiempos más remotos en la cara A, para algunos dudosa, los Chinos ahora dicen que ellos también han puesto un artefacto en la Luna en la cara B, cara oculta con luz solar, yo me creo la versión americana y chino, porque no, la tecnología es incomprensible a nivel de calle, pero existe: Luna lunera, cascabelera y ve y dile a mi amorcito por Dios que me quiera… ¿me pregunto? El día que cada cual pueda clavar su bandera patriótica sin tremolar en su pequeño aposento lunático, el hombre sapients, el conflicto estará formado, por unos y otros en conquistar más sitio de sus valles lunáticos y, no tendremos guerras en nuestro mundo sino también en otros, que continuaran, además lo pasaremos a territorios vírgenes de la Luna y los simples con bandera más casera, como tú y como yo, que sin comerlo ni beberlo, nos quedaremos a dos ascuas, ni le soplaremos ni le hablaremos ni siquiera la miraremos, sólo otearemos quien tiene más cohetes de destrucción, no PlayStation, cohetes de destrucción masiva. Nos van a quitar lo único que nos queda la esperanza de poder soñar. Que malos somos.

LA LUNA

Luna de sangre en los cielos
inundan noches oscuras,
en pensares de sueños quebradizos.

Quién sabe si lo nuestro es buscar,
buscar, es nuestro destino
sin nunca poder encontrar
un camino de fácil andar.

Más, uno en su corto pensar,
lo nuestro es complicar horizontes,
difíciles, encontrar en estos lares,
estarán en  mares donde nadar .

Tanto si están como si no están,
el preocuparse es irreal.
Alégrate, pasa, ¡vive! Bien o mal,
Tierra, Luna y Mar es soñar. 
                     Poesia Albert Gilabert galiano
                   

domingo, enero 20, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Tú retrato


35X45
más o menos



Ceras colores

RETOQUES EN UNA CARA 

…y mientras yo me acicalaba maquillándome en mi papel de payaso delante de mi espejo, me di cuenta que en esta vida, sólo soy, puro payaso de mis propios sentimientos. Intentamos por todos los medios superarnos en ser más de lo que somos, pensando en que uno es más que otro, por inteligencia, por hermosura, por empatía, por verborrea, por el porte, por…por, por-es acumulados en nuestro ego, que siempre deseamos que afloren en nuestra aurea que nos rodea, para deslumbrar amigos, familiares y a todo al que tenemos a nuestro alrededor, sin darnos cuenta que todo es puro teatro de nuestro propio cerebro que nos emperifolla al gusto de cada uno. No sé si este pensar es válido para todos, estoy convencido que para muchos, sí vale, otros puede que se reafirmen en ser más que otros, por creer en altas cunas, por ojos azules y pelo rubio, por raza aria otros, por pensar políticamente en sus propias afirmaciones afirmativas, otros, por afirmar que el mundo está hecho de colores y cada color tiene su componente, que le sirve para su propia valoración, aparte de la vista propia de ver los colores y otros por no valorar nada ni siquiera su propia existencia, porque piensan que nada tiene valor en una vida tan efímera, cómo la mariposilla blanca de verano que con unas vueltas a la farola dan todo su existir. 

A mí, que si me gusta mirarme en el espejo y acicalarme mi perilla de medio judío-árabe-español y algún otro chingorazo esparcido que seguramente también los hubo; pelo no me queda por mirar ni peinar y miro cuántas arrugas de más tengo día a día, no dejo de asombrarme que con todo el mirar y ver lo que veo, no llego alcanzar, ni siquiera, en mi rostro la categoría de digno payaso. 

Podía haber sido un buen payaso, me gustaba hacer reír a los demás en mi juventud en tiempos estudiantiles, más nunca interprete el papel de payaso, ni siquiera en disfraces de carnaval, solamente como pintor pinte en un tiempo una pequeña serie de payasos y, si tengo que decir la verdad ni siquiera sé por qué se me ocurrió en su momento, al cabo de unos años, me sirven para divagar en este blog y pensar que un mundo con mas payasos sería un mundo mejor; ….pero payasos de verdad; no estos comunicadores que cultivan el arte de hacer payasadas sin llegarnos a sacarnos, una, ni siquiera sonrisa de nuestros labios. 

SUBIDA A LA VIRGEN DEL MONTE 

Hace de esto unos cuantos años, cuando mi menda aun se consideraba joven de ágil movilidad en todos mis quehaceres; vivíamos en la calle subida Virgen del Monte numero 3, rondaba los 45 años y mi mujer 42, era verano en vacaciones… por la mañana, un voz gritaba de más arriba de nuestra casa; Cavaoraaaaaaaaaa, catalannnnnnnn!!!, medio adormilados, mi mujer abrió la ventana de la habitación y vio a una señora que gritaba desde su balcón más arriba de nuestra casa con ademanes desesperantes –Cavaora que se me está muriendo el marido, sube, corree, aprisa, no se que hacer – mi mujer me llamo y corriendo nos vestimos y fuimos a casa de nuestra vecina, ya por aquel entonces había pocos vecinos en la calle subida a la Virgen del Monte, nos acercamos a su casa, subimos las escaleras y vimos el panorama, el marido estaba muerto en cuclillas junto a la chimenea de hogar, con el puchero puesto en su seso arrimado en las brasas como si aun soplara para que el fuego siguiera en sus ascuas para llegar a llamas y darle calor a la casa, el señor así se quedo con el soplo en su cara con su mueca medio sonriente. Él, en su natural pose de invalidez; siempre llevaba la sonrisa en sus labios. 

Este vecino que nació con todas sus articulaciones funcionales en plena actividad, mi mujer lo recuerda en estado normal, por razones no se de que enfermedad se fue deteriorando y quedando cada vez más reducida la capacidad de movimiento, tengo que decir que yo lo conocí con sus movimientos siempre a nivel del suelo, el iba al campo y se montaba en el burro con su propio método, supongo que hacia sus labores de campo y regresaba a su hogar como bien podía, para los cerveranos de aquellos tiempos era bien conocido nuestro vecino; un vecino con todas nuestras simpatías.

Estaba muerto, la esposa, mi mujer y yo, nunca nos habíamos encontrado en una situación igual, me parece que fue el primer muerto que vi delante de mis narices –la esposa, que tengo que hacer– primero avisar al médico y tu Luisa ves a visar al cura, el muerto lo ponemos en la cama; entre los tres lo pusimos en la cama, me parece que es la única vez que lo vi recto, ponerle un pañuelo como mordaza, –…y la boina se la quitamos – para qué y le pusimos la mordaza con el nudo por encima de la boina, lo acicalamos y las dos se fueron a buscar cada una a su responsabilidad, digamos oficial. 

Yo me quede con el vecino muerto, el encima de la cama, muy natural con la boina y yo sentado en una silla de anea a su lado mirándolo y vi que no estaba afeitado, pensé y si lo afeito, no me atreví a tanto; mientras duró la espera, me familiaricé con mi vecino, incluso le hable y le pregunte que mal te a tratado la vida siempre arrastrado por el suelo para sobrevivir sin ningún recurso de amparo en tu enfermedad, me lo miré e hice un momento de silencio con los ojos cerrados, volví abrir los ojos, no sé si mi mente se transfiguro o mi visión se duplico, sea por lo que sea vi que movía los labios, con dificultad por la mordaza muy apretada y me contestaba entre abriendo y balbuceando palabras con los labios apretados – noo te creass… a ras del suelo se ven muchas más coosas de lo que uno piensa que los que vais erguidos por estos mundos, si cada individuo pudiera hacer un ejercicio de mirar la tierra que habita y no tanto al cielo soñado, seguro que el mundo iría mejor – se calló y yo me quede de sal, la mente volvió a su cauce y sólo pensé igual tiene razón, nunca miramos lo que pisamos y nos enmierdamos por no mirar. 

...El médico lo dio por muerte muy natural  y el cura, sus santos óleos cómo pasaporte para la eternidad cristiana en espera del juicio final, cada uno con su cuento. Yo me fui al bar a tomarme unos chiquitos en recuerdo del difunto, mi mujer no quiso venir y se fue a sus asuntos, la viuda a esperar las condolencias de los cerveranos a cumplir, en casa, no existían tanatorios en el pueblo en aquellos años. Lo enterramos al día siguiente, digo, casi me consideré de la familia, pero sus últimas palabras me han quedado en un apartado de mi mente. Cuanta mierda pisamos por no mirar la tierra.

ESPAÑOLITO QUE VIENES

Ya hay un español que quiere 
Vivir y a vivir empieza,
Entre una España que muere
Y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo te guarde dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón 

                            Antonio Machado

jueves, enero 10, 2019

CERVERA DEL RIO ALHAMA –Payasa Augusta


35X45
más o menos



Cerasa colores

AUGUSTA

Mi amor por ti se empequeñece, no por no quererte, quererte te quiero, es que tu cada día exiges más y, el exigir se agota amigo, el fondo no da para más preámbulos, uno sin quererlo su cerebro se maltrata de tantas exigencias que uno no puede cumplir, siendo intención de corazón el quererte, te minimizo con un gesto de mano lo poquito que me queda de tu amor, según la expresión de mi payasa una vez planteada la desavenencia por parte de Augusta con su amor, al desamor, es cuando los maltratos afloran en las parejas. Todo y más me parece que expresa este Augusto clown, payasa, que ni siquiera sé si la puedo llamar Augusta en versión feminista, personalmente, para mi es una Augusta o mujer payasa con todo lo que conlleva en su interior.
Nuestro contorno en amores cada día se va simplificando, es inútil pensar en un amor duradero de algunos años de convivencia por parte de parejas unidas por amores de calentura, que no sé en mi época como lo suplíamos o si lo sé, ajo y agua, con pasión arrebatadora en un momento dado que todo lo puede, en un querer de unión, en ser uno para el otro, uno ve que no era el amor de su vida eso que sólo fue un arrebato de encuentros en recónditos lugares de luz tenue, besos espontáneos en meandros llenos salivosos de miel de mil flores, de hablares obscenos en nuestras vidas cotidianas, que se nos pasaban en rutas perdidas de estrellas fugaces perdidas en el firmamento. La realidad estaba perdida entre nubes esponjosas que eran ocultadas entre finas gotas de agua.
Uno más de la serie de payasos, por aquel entonces, cuando pinte mujeres payasas no se hablaba tanto de la participación feminista en nuestro contorno, tal vez por mi esfera tierra ya existía la clown, Pepa Plana, que daba sus toques en el mundo de las payasas, creo que fue una en darse a conocer como tal conocedora del arte significativo de los clowns, como siempre no lo sé, hablo de memoria, para mí siempre ha prevalecido la espontaneidad que en cada momento uso y abuso de ella sin contemplar perjuicios ni importarme consecuencias. Amo la libertad sin perjudicar la libertad del vecino. Que también la tiene.

¿VOZ “POPULI”?

A mí no es que me indigna, VOX, ni siquiera me atrae su traducción al idioma español VOZ, de unos señores que quieren revivir tiempos pasados envueltos de lágrimas para muchos y salga a la palestra un partido de extrema derecha con las siglas de VOX para unificar a los disconformitas españoles por mala gestión de otros partidos, me parece una aberración, aberración que señores, trabajadores y de clase depauperada, le den toda su sumisión con su voto, pensando que estos de VOX (escudriñándose en una Voz de, Una Grande y Libre) les van a dar el mana del cielo a empobrecidos españoles, si acaso alguna participación con hucha en mano callejera como sustento de en una mesa pepitoria presidida por alta alcurnia enjoyada.
El mundo esta globalizado y empleando el trabalenguas quien lo desglobalizará buen desglobalizador será, no por el mero hecho de juntar todo en un global sistema, de momento es impensable por nuestra condición acérrima a patria y bandera, además de condiciones físicas; juntar bailes, bulerías, muñeiras, jotas e incluso sardanas con unos bailes rusos como el jopak, barynya, karajody y otros es difícil, pero no imposible, y si además este partido de extrema derecha VOX quiere compartirlo con camisas negras de Mussolini, cruces gamadas hitlerianas, las camisas azules, flechas el haz y el yugo falangista sin menospreciar el franquismo, un dictador hasta en las últimas noches de cama final; lo tenemos claro dónde vamos a parar si votamos a Vox por despecho a malos entendidos por partidos en más consonancia con la Democracia, sin ser estos perfectos, que no lo son, pero con más sentido de comprensión que una nueva extrema derecha, que a mí personalmente me recuerda otros tiempos pasados de conflictos, recordándome las dos Españas de Machado; cuando uno da su voto a un partido por lo menos tiene que analizar su procedencia, uno siempre es libre de pensar y votar al que quiera, pero las consecuencias finales no siempre son las mismas. España en su conjunto; vale un momento de reflexión, no dejarse imbuir por rabietas pasajeras de políticos con personalidad confundida. Tiempos de bonanza siempre se pueden soñar, sin VOX.


MI GENERAL

Mi General, soy su soldado.

Usted es mi General de promoción,
y qué general, esperando escalafón. 

Mi General, de estrategias mil,
yo no entiendo, mi general,
de vivencias, si, un montón
aprendidas a la luz de un candil.

Mi General, medallas ganadas
en tu pecho colgadas, por manos
de rezos siempre invocadas
al son de tambores aclamadas.

Mi General, siempre a tus órdenes
como manda el código del honor,
establecido por hombres,
que nunca supieron de amor.


                           Poesía Albert Gilabert