Buscar este blog

miércoles, noviembre 30, 2016

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Puerta de lujo, blanca, en el Barranco de Tollo

Pinturas congeladas

PUERTA DE LUJO, BLANCA, EN EL BARRANCO DEL TOLLO

Sí, dos personas medio traspuestas en sus sueños de verano relajantes, son los guardianes de esta puerta tan blanca y pulcra situada en medio de un pequeño marco de cemento mosqueteado, antes casa ahora solar, situada en la calle del Barranco del Tollo; no sé a quién se le ocurrió la idea de colocar esta puerta tan inmaculada en dicha pared. Yo como paso muchos días por delante he llegado asimilarla como normal tal contraste: si me lo quiero mirar como parte de una forma de desbarajuste en dicho lugar, tengo que decir, no pega esta puerta en dicho lugar; en cambio, si lo quiero mirar con libertad expresiva cultural artística y de impacto, me parece bien, pero si además el que tuvo la idea tan clara de ver esta puerta situada en dicha pared, casi diría sospechosa de vivienda lujuriosa, me parece del todo normal. Sobre todo por parte del artista de tal ejecución.

La calle Barranco del Tollo,
es una calle singular, pero,
que cuando llueve
se moja como las demás.
Y si llueve mucho más,
se preparan unas barrancas
llamadas por muchos yasas
que al más ágil del lugar,
saltos tiene que dar
en sortear todos los tollos,
para poder a su portal llegar.

  
IMAGINEMOS

Si es que alguien le estos párrafos, por mi escritos e insertados en mi blog, desbarajustados de un barahúnda de edad, digamos mayor, para llegar a conclusiones sin fin de arreglo ni siquiera pretenderlo.

Imaginemos, cada uno en su edad actual lo que verá a sus 86 años vividos, en mi caso le añado 10 años para llegar en el año 2026, los 95, a mí sólo me falta un plis-plas para imaginar. Nunca pensé donde he llegado en tener tantos años, que visto lo bien que me va, hasta donde he llegado, me pregunto a mi mismo ¡por qué no prolongarlo! y le añado a mi vida imaginativa unos cuantos años más y ¡por qué no! además pensando que sean agradables. Por pedir, que no quede de un bien estar.
  
Imaginemos, seguramente la técnica farmacéutica nos dará más vida junto con la administración política de cada momento de más sustento, seguro. Nos administrará leyes para poder morir más dignamente a los viejos que queramos dejar este mundo, al que le pese los muchos años o tenga diferentes problemas de vida y tenga aun el placer de decidir y de conocer el más allá tranquilamente unos con Dios y otros sin Dios.

Imaginemos, Internet y todo el sin fin de comunicaciones para todos será como el pan de cada día, habrá que estar y abrir todo medio operativo para conocer mundo, incluso a tu vecino del quinto que con sólo los buenos días de ascensor es un desconocido. Lo que nos rodea y repara la comunicación virtual; el que aún no se hay podido adaptar, lo tiene jodido. Hablo sólo de 10 años más de informática, que puede que con diez años por delante hasta el modo informático haya cambiado. Si comparamos y miramos la forma de usar la moneda, ésta actualmente ya casi no existe…igual volvemos al trueque.
De jubilaciones, prefiero no hablar, pienso que algo se cobrará, aun que sea con números primarios, sino se arma la de <<<<<<<<<<Dios. En nuestro mundo siempre hay dispuesto algún lumbreras en armar situaciones fatídicas.
Imaginemos, los que tienen muchos menos años y ya se vayan a 2030-40-50-60-70 etc.… estos cómo va el mundo, no me lo puedo imaginar, esperemos tal cual he visto la evolución de mi vida, casi diría, aun será mejor, con inteligencia así tendría que ser(al menos para simples mortales de mi entorno) tal vez todo sea virtual hasta los hombres y mujeres y sexo. Siempre y cuando el humano tenga conciencia de su momento y el pasado sea un pensamiento recordatorio de recordar cómo podíamos vivir antes sin tantas necesidades creadas, para vivir ahora tan necesarias en estos años del Siglo XXI.
Imaginemos y quiero pensar que a pesar de estos políticos de buena fe que tenemos por estos mundos, habrá alguno que sepa reaccionar y darse cuenta que todos estamos en la misma corteza y que no basta con mirarse su barriga que es también la nuestra y si de tanto sobarla se le desgasta, piense que a continuación van todas las demás.

Imaginemos, a pesar de todo los males que tenemos que el mundo algún día dejará las armas y todos sus males y volver a sentarnos a la sombra de un árbol y escuchar los trinos de un mirlo y tirar piedrecitas a un estanque, para poder morir en paz, no de creencias endiosadas, de amor junto con la muerte que es la que más nos quiere y nos ampara.



DIALOGO CON DIOS

-Padre, quítate esa cruz
que yo quiero verte por fin descansar.

-Hija, hoy no me la quito
que el mundo entero necesita paz.

-Padre, yo te pido lágrimas
porque Tú bien sabes que no soy igual.

 -Hija, te regalo lágrimas
que con tus agallas, tú me ayudarás.

-Padre, no me dejes sola
que con tu presencia, fuerza Tú me das.

-Hija, vente ya conmigo
que bajo mi sombra tú descansarás.     

Poesía de Mª Isabel Jiménez Garraleta, del libro -Retazos de mi vida-

viernes, noviembre 18, 2016

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Caminito a las Tejerías

Óleo


CAMINO DE LAS TEJERIAS

Es un caminito corto, este tramo pintado al óleo por mí, va a parar a unas dos casas, las llaman, Las Tejerías, según historia popular del nombre, que ni siquiera me he preocupado porque les llaman las tejerías, igual en su tiempo allí se hacían parte de las tejas de las casas de Cervera, no tengo ni idea, si así fuera es bonito pensar que allí hubo una industria en su tiempo que algún ciudadano cerverano pudo vivir de ella. En mi pueblo mi familia materna les llaman de apodo “Cal Teule” (Casa Tejas y no hacíamos tejas) curiosidad, siempre ha sido un punto de mi agrado este sitio, ¿será por la coincidencia?.
Siempre que paso por la carretera en bici y paso por delante de esta finca a parte de las dos casas que allí se ven cada vez más deterioras, me paro, porque hay dos o tres higueras al lado de la carretera muy frondosas y un nogal y olivos en el camino, alguna que otra vez me he comido algún higo de estas higueras, me parece que la finca actualmente es de los apodados Peteros ya que alguna vez nos hemos visto, el faenando y yo con la bici, lo que sí puedo decir es que cada vez se me hace más difícil el andar por estos caminitos desgastados no de andarlos sino todo lo contrario y si los higos no se asoma a la calzada, probarlos será un bello recuerdo. 

¿TRUMP O TRAMP?


Soy persona de mis tiempos pasados en algunas cosas, si me relaciono por comparación con el cine, vengo del cine mudo, aun me acuerdo de la primera película hablada y además en español, eso ocurría en mi pueblo,(allá 1940 o 44) seguro que en las grandes capitales ya veían películas habladas o subtituladas de tiempos. Era una de fantasmas, además hablada en español, me impresionó, más que impresionarme me dejo con la boca abierta, que maravilla lo entendía todo.

No recuerdo bien el título, me parece que era: El fantasma va al oeste, en ingles (-THE GHOST GOES WEST- 1935 Director René Clair) sino era esta una parecida, hace tantos años que asegurar ya no está en mi cabeza, todo lo dicho es para justificarme con la pronunciación de los nombres ingleses o americanos; en aquel tiempo pronunciaba los nombres de artistas de donde fueran tal cual los leía fueran de donde fueran, el español había calado en mi, actualmente me cuesta, pero procuro pronunciarlos con su fonética del país que sea, si es que lo sé y es de pronunciación fácil, viene a cuento de Trump escrito, por Tramp hablado. A veces si lo comparo con nuestro alfabeto, me pregunto porque cambian el sentido de las vocales los ingleses, lo cambian todo desde el sistema métrico, moneda, circulación etc.…, soy tan torpe que no pienso que ellos pueden decir lo mismo de nosotros con relación a nuestro alfabeto, circulación, volante en los coches, hora y las patatas con chorizo. Poco a poco nos vamos globalizando en todo, algún día veremos cantando saetas en algún paso de Semana Santa en Sevilla por un Ingles o Chino en sus propios idiomas y los palmeros serán españoles. Ya globalizados ¡porque no! 
Donald Trump, el próximo presidente de los Estados Unidos (45º cuadragésimo quinto presidente) ha sido ungido primer mandatario USA (con retahílas) esperemos: que no sólo se quede con el populismo que algunos tildan al señor Trump y sepa gobernar para todos incluso para aquellos países que se alineen en su manera de hacer y seguramente no son partidarios en su manera de pensar, el que manda, manda y los demás estamos para servir en todo lo que diga "señorituuuu".
A los europeos no es del todo de nuestro agrado mister Trump, personalmente podría decir que paso de este señor e incluso de los americanos; desde que vi en mis tiempos más joven que ellos pasaban de nosotros en la película del director Luís García Berlanga en -Bienvenido mister Marshall- pienso que aun siguen pensando USA lo mismo; es lo que toca, ellos son ellos y sobre todo ellos, si alguna vez los necesitamos más de la cuenta, será para vendernos sus productos transgénicos de la Monsanto Company o armas para la guerra de última facturación de esto estamos invadidos, aunque yo sigo con mis sopitas de ajo y un tirachinas como arma de protección... no se hasta cuando. 
Míster Trump me parece que la frase tan pareada por todos nosotros de: donde dije digo, digo Diego, este señor en el recorrido político de su mandato, veremos cómo se lo aplican muchas veces a su persona o tal vez se lo recuerden sus votantes. Lo que me extraña en la sociedad americana que puedan creer a pies juntitos todo lo que dice una persona, una persona que tiene sus dudas en lo que hace y como lo dice. Todo está tan globalizado que nosotros como pueblo nos llevamos la palma en decir: donde dije digo, ahora también, digo Diego, y somos incautos españoles. De cojones.

P.D.

Trump o Tramp, ¿no será un iluminado del siglo XXI recordando los que hubo en el siglo XX, que muchos aun recordamos y está insertada en nuestra memoria? 


NUEVA ESPERANZA

Un susurro de esperanza,
me ha parecido oír.
Una huella ya borrada,
me ha parecido sentir.
Y otra nueva esperanza
me ha permitido vivir


                   Poesía de Mª Isabel Jiménez Garraleta, del libro -Retazos de mi vida

martes, noviembre 08, 2016

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Reunión en la plaza de San Gil

Pintura congelado

REUNION EN LA PLAZA DE SAN GIL

Las recuerdo a todas sentadas con su sillete, unas con su punto de calceta en mano, otras con su fajo de suelas por hacer, otras de chismorreo e incluso alguna de espectadora de alturas y no podía faltar el macho del redil de forma contemplativa, seguro pensando, en que él era la solución en todo lo allí hablado. Son ideas que uno, el macho, concebía por herencia repetida y, en tiempos pasados de la importancia dada al macho, hombre español, me incluyo con toda la responsabilidad de aquel tiempo, ahora mis humos están a ras del suelo, veo a la hembra mujer a la par con el hombre y con síntomas de superación en todas las facetas que el sistema nos repara, ¿esto es bueno o no tan bueno para todos? No lo sé, me quedé en el cuento del libro de Nostradamus en el prólogo, no puedo pretender descifrar, creo es indescifrable incluso para tal señor. Lo que sí puedo decir es que en estas reuniones de trabajo superaban a los grandes directivos de grandes empresas de lo real que allí se contaba y de lo que había que darle de puntadas entre suela y tomo paras sacar a puras maneras a los hijos en aquellos tiempos y seguro que siguen perpetuándose en nuestros días y sin recorrer Nostradamus.

LOS MIEDOS

Los miedos son innatos a todos nosotros, unos con más y otros, por mucho que uno diga y piense que él es inmune al miedo, también los tiene, puede que en menos cuantía pero seguro algún miedo le acecha. Es parte de nuestra vivencia.
A mis años de niñez los padres tenían hijos, la preocupación primordial era la alimentación, eso de tener su habitación propia del niño de color rosa o azul según sexo o cuna con colgantes móviles, luces tenues, música y todo el sin fin de artilugios que hoy en día se necesitan, no existían, que conste que así sea el bien estar de ahora…, por lo menos en lo que yo conocí en mi niñez, desde que yo recuerde siempre dormí en una cama junto con mi hermano y cuando él me faltaba sentía y tenía miedo, uno de los primeros miedos.
En Nuestra Guerra del 1936, maldita, sentí otra clase de miedo, la de la destrucción, en mi pueblo Balaguer se implanto una cabeza de puente y los bombardeos con obuses diría que casi era a diario y por la noche las sirenas retumbaban a tope para estropearnos el sueño, al primer zumbido nos escondiéramos en la “celler de les cases” bodega, que se comunicaban casa por casa por si una era alcanzada y derrumbada pudiéramos acceder a la casa colindante y salir del refugio; el primero o segundo en llegar a esconderme era el vecino un hombre mayor o yo, por miedo, mi hermano siempre era el último, igual tenía miedo a que los demás le reconocieran su propio miedo, no lo sé.
Durante la guerra también tuve mis miedos; nuestra madre tenía su marido huido a Francia, era de derechas, el padre, buscando para pasarse a los llamados nacionalistas y lo consiguió, entro por Irún y de allí a San Sebastián, “Donostia” en Euskera donde se incorporó a un batallón de los golpistas militares, que él los tenía por buen hacer. En el pueblo miedos a las represalias según mi madre.     
Con los años aprendí, sobre todo en la posguerra a callar por miedo, aprendí que yo hablaba diferente al soldado venido de tropas foráneas con otra manera de expresarme, procure adaptarme a su expresión porque por las calles había unos esgrafiados en las paredes donde podías ver la esfinge del general Franco y leer “SI ERES ESPAÑOL HABLA ESPAÑOL, nunca me había cuestionado lo que era ni lo sabía, aprendí pronto a defenderme con el idioma Español era niño y con capacidad apresurada. El miedo seguía en mí aunque era relativo ya que mi padre ya estaba en casa y era un seguidor de Franco. Él hablaba español con los generales del ejército de Franco ya que tenía un cargo público; en casa y vecinos era su idioma el catalán que era el que todo el pueblo llano y Cataluña hablaba.
En el servicio militar hablaba y escribía el español bien, incluso daba clase analfabetos, no diré que mi habla se asemejara a uno de Valladolid, pero seguro por lo menos, para compararme con un cerverano, ya que cuando vine a Cervera del Río Alhama casi tuve que volver a reciclarme con el español. En la mili era cabo furriel y como tal, sobre todo, tenía que tener la precaución a que no me cogiera infraganti el sargento hablando catalán con soldados catalanes; nos contestaba: ¡haber coño!, si hablan en cristiano o sino les meto un paquete que se me van acordar de mí, en aquellos momentos lo que es a mí, ser cristiano iba de sobrado…, bueno miedo al paquete del sargento que dormía con la pistola debajo de la almohada por si acaso algún maqui nos visitaba, era un miedo de mili, esto sucedía en el destacamento Portilón-Bossost-Valle de Arán.
En el amor eran mucho los miedos, sería un cuento aparte de tantos miedos de confesionario.
Los miedos políticos de corruptos indeseables y de presidentes de gobierno, también los dejo en un punto y aparte, dan tanto de sí que la biblioteca nacional está llena de libros contando miedos.
Miedos de mi época seminarista de pecados inconfesables a mis 12 años, ¡que pecados! A quedarme ciego por darle tanto al manubrio, pero seguían siendo miedos. Me salí al tercer curso de seminarista porque no me gustaban los miedos y si darle al manubrio, aunque no los deshice del todo hasta años después, puedo decir que de estos miedos de antaño estoy liberado, pero sigo con miedos.
Pasaron los años… me case… miedos al trabajo las huelgas a perder el empleo en fin miedos, mis tiempos se formaron de miedos.
Llego lo que nunca pensé que llegaría la vejez, la jubilación y se me quito un miedo, de momento cobro la pensión... con miedo a perderla. A mis años se me ocurrió un día, ya que digamos muy hablador no he sido, podía escribir en español con limitaciones, el catalán gramaticalmente no lo sé, aunque mal también lo escribo. Cosa curiosa en mí los miedos, ahora no son con todo lo que nos pueda venir ni con el habla, son con lo que escribo, tengo miedo en decir cosas que a veces pienso y por miedo no las escribo, porque el otro no se sienta ofendido de lo que pienso del otro, pero sigue siendo uno de los miedos, ya que me he dado cuenta que el pensar y hablar diferente, con sólo comentarlo en nuestra España, hace que uno pierda, digamos amigos que ni siquiera sé si son amigos. Son amigos virtuales, pero los aprecio, me comprenden más que los amigos de carne y hueso. Estos ya empiezan a darme miedo.




MI GENERAL

Mi General, el soldado soy yo.
Usted es mi General de promoción,
y qué general, esperando escalafón.

Mi General, de estrategias mil
 yo no entiendo, mi general,
 de vivencias si, un montón
aprendidas a la luz de un candil.

Mi General, medallas ganadas
en tu pecho colgadas, por manos
de rezos siempre invocadas
al son de tambores aclamadas.

Mi General, siempre a tus órdenes
como manda el código del honor,
establecido por hombres,
que no nunca supieron de amor.

Albert Gilabert Galiano, Septiembre de 2016